Mitos y verdades de la avena

Mitos y verdades de la avena

Todo lo que debes saber sobre la avena

Desde hace años se han tenido muchas ideas equivocadas acerca de la avena. Algunos afirman que es un alimento sólo para niños o personas mayores, o incluso que su consumo regular engorda. Sin embargo, la avena representa a los cereales como uno de los más completos. Por su composición, la avena encaja perfectamente en una dieta sana, variada y equilibrada, por las características que tiene y su versatilidad.

¿QUÉ NUTRIENTES TIENE LA AVENA?

La avena contiene un amplio grupo de nutrientes que desempeñan importantes funciones en el cuerpo humano. Entre ellos, las vitaminas B1, B6 y ácido fólico, que son necesarios en nuestro organismo y pueden ayudar al correcto funcionamiento de algunos sistemas como el nervioso o inmunológico entre otras funciones.

Entre los minerales, la avena es rica en hierro (3.6mg / por 100g de avena), magnesio y zinc, que contribuyen, por ejemplo, al correcto funcionamiento de los músculos, a la formación de glóbulos rojos o el sistema inmunológico, entre otros.

¿CÓMO NOS AYUDA LA AVENA A PREVENIR ENFERMEDADES?

La avena proporciona un aporte energético extra importante sin representar un riesgo cardiovascular. Está comprobado que la avena ayuda a reducir el colesterol porque contiene beta-glucano*.

¿QUÉ ES LA FIBRA Y CUÁL ES SU FUNCIÓN EN NUESTRO ORGANISMO?

En enero de 1997, la FDA (U.S Food and Drug Administration) dio por aprobado el primer reclamo de salud para un alimento: “La fibra soluble de la Avena, como parte de una dieta baja en grasas saturadas y colesterol, puede reducir el riesgo de las enfermedades del corazón”. La avena integral, así como otros alimentos de origen vegetal, contiene una proporción significativa de fibra. Ésta es esencial en nuestra dieta porque favorece los procesos de digestión, absorción, metabolismo y evacuación de los alimentos. Así, si se consume con frecuencia, puede ayudar a prevenir alteraciones en nuestro cuerpo, como el estreñimiento, ayudando al correcto funcionamiento de nuestro sistema digestivo**.

¿LA AVENA ENGORDA?

Partimos de una afirmación errónea. Ningún alimento engorda, lo que engorda son los excesos. Hoy en día, la avena se incluye dentro de un gran número de dietas, precisamente porque aporta algunos beneficios ya comentados que, consumiendo correctamente y dentro de una dieta variada y equilibrada, nos puede ayudar a mantener un estilo de vida saludable.

*El consumo de beta-glucanos, presentes en la avena, previene el aumento de glucosa en sangre después de las comidas, si se consumen al menos 3 g de beta-glucanos, contenidos en una ración de 40 g de avena.

Contribución de los beta-glucanos en el mantenimiento de los niveles normales de colesterol en sangre. El colesterol alto es un factor de riesgo en el desarrollo de enfermedades coronarias. Cada porción (40g) contiene un 47% de los 3g de beta-glucanos sugeridos al día. Las enfermedades coronarias tienen múltiples factores de riesgo y alterar uno de estos.

**La fibra de la avena contribuye a incrementar el bolo fecal y, con ello, a un sistema digestivo saludable. Aprobado por la Commission Regulation (EU) 432/2012 of 16/05/2012.